Música

I Ciclo

Fundamentación:
 

El hombre es un ser esencialmente creador. Cuando transforma la realidad crea, es en este proceso y desde sus resultados que va conociéndose y transformándose a sí mismo y al mundo que lo rodea.

Ante una realidad en cambio constante, es necesario formar seres creativos, que puedan proponer soluciones originales generalizándolas y transfiriéndolas a su entorno natural y social.

El ser humano, como persona, tiene la necesidad de expresarse. Esta expresión, que es natural, se va enriqueciendo en la medida que se van interiorizando experiencias, conocimientos, sentimientos, descubriendo nuevos recursos que irán dando forma más concreta a las expresiones y facilitando la comunicación de las mismas.

La música, según Harry Longfellow, es el lenguaje universal de la humanidad. Precisamente, por ser lenguaje, la música tiene: materia prima (sonido-silencio), elementos estructurales (ritmo-melodía-armonía-forma-textura-carácter) y componentes culturales (género-estilo).

Teniendo en cuenta estos aspectos, el pedagogo belga Edgar Willems define la música, como lenguaje de la comunicación humana y arte-ciencia. Estos componentes de la música nunca se disocian de ella apareciendo en el repertorio musical (ya sea vocal o instrumental) local, regional, nacional o universal y dentro de las obras más sencillas, hasta aquellas cuya complejidad necesita estudios más avanzados y específicos.

La enseñanza de la música debe perseguir así mismo la formación del "gusto" musical. Si bien cada alumno desarrollará su gusto particular, es deber de la escuela y del maestro de música, posibilitar el acercamiento y contacto a la mayor variedad de formas, géneros, estilos y experiencias musicales. Esto permitirá que el alumno pueda seleccionar y elegir cada vez con mayor autonomía e independencia de criterios, lo que contribuye además, a la formación de su capacidad crítica.

 
 
MU1
MU3
MUS4
   
         
         
       
 
m1
 
P19
P21
P22